La Historia Completa

Hitos:

La Asociación Grupo El Comercio – EPENSA

El 20 de agosto del 2013, luego de varias reuniones y negociaciones el Grupo El Comercio (GEC) y EPENSA se asocian. El acuerdo entre las partes contempla la división de EPENSA en dos compañías. La primera es Grupo EPENSA S.A.C, propiedad 100% de la familia Agois, que gestiona de manera completamente independiente las redacciones y líneas editoriales de los diarios Correo, Ojo, Ajá y El Bocón. La segunda se denomina Alfa Beta Systems, encargada de la distribución y comercialización de los diarios, propiedad de Grupo El Comercio al 54% y de Grupo EPENSA S.A.C. al 46%, Esta asociación no altera el mercado de diarios. GEC ya tenía un liderazgo destacado antes de la operación. Este liderazgo se deriva del desarrollo de productos innovadores. En cambio, Grupo La República (GLR), el otro interesado en comprar EPENSA, había reducido su participación en el mercado producto de su gestión empresarial y una escasa innovación en sus productos durante los últimos diez años. Como vemos, la línea editorial de los diarios de EPENSA seguirá bajo el mando del Grupo Agois Banchero, algo que no hubiera ocurrido si GLR hubiese adquirido EPENSA. La propuesta del GLR era fusionarse con EPENSA, no asociarse. Esto último es muy importante porque implica que GLR impondría su línea editorial. Por eso EPENSA consideró esta propuesta de GLR como hostil, ejerció su legítimo derecho de opción preferente y busco a otro grupo de comunicación para asociarse. Es así como decide asociarse con GEC, que le ofrece total independencia en el manejo de la línea editorial de los diarios de EPENSA. Finalmente, esta sinergia ayudará a fortalecer y rentabilizar los diarios de ambas casas editoras, mantendrá la independencia de cada medio y garantizará un pluralismo informativo.

Regresar

Quien innova y persiste, lidera

GEC   A inicios de la década pasada el Grupo El Comercio (GEC) solo poseía dos diarios (El Comercio y Trome) y su participación en el mercado llegaba a un 10% de la circulación de diarios. Sus principales competidores EPENSA y el Grupo La República (GLR) tenían una participación conjunta de casi el 60%. GLR poseía un 29% de participación en la circulación y tres marcas de bandera: La República, El Popular y Líbero. Por su parte EPENSA poseía el 30% de la circulación con cuatro periódicos: Ojo, Correo, Ajá y El Bocón. En el 2002 GEC, ante una necesidad estratégica de crecimiento lanza Peru21, un periódico que privilegiaba un contenido de alta calidad a un precio económico. Al principio este innovador producto se vió amenazado por la gran oferta de diarios que existía en esos años; sin embargo, consiguió consolidarse como un diario de referencia y goza de gran credibilidad entre sus lectores. En 2013 Peru21 posee una lectoría semanal superior a las 800 mil personas. En 2007, GEC identificó un nicho en el mercado que no estaba cubierto: los medios de información económica. Es así que GEC llegó a un acuerdo con los propietarios del diario “Gestión”, un diario que tenía poca participación en el sector de medios escritos, y lo adquirió. GEC transformó el diario Gestión para satisfacer las demandas de su público. En la actualidad, Gestión se ha convertido en el diario de referencia para la información económica y empresarial en el Perú. Todo esto gracias a las innovaciones realizadas por GEC con el fin de convertirlo en líder del sector. GEC 2007a2009 GEC persistió en su visión de liderar el mercado de medios escritos y en abril de 2009 lanzó el diario deportivo Depor, dirigido al público amante del deporte en general. Al momento de salir al mercado, ya existían dos fuertes competidores El Bocón (EPENSA) y Líbero (GLR). Ambos diarios dominaban la lectoría y poseían una experiencia de más de 10 años en el mercado de medios. Depor revolucionó el mercado con un diseño más moderno y original. El año pasado se consolidó como el diario deportivo más leído del Perú con más de un millón de lectores semanales. GEC no solo quería ser líder en Lima, también quería ser el referente en el resto del Perú, y trazó una estrategia para aumentar su circulación en provincias. En cinco años GEC aumentó en 456% su circulación en provincias, mientras sus competidores EPENSA y GLR crecieron en 77% y 17% respectivamente en ese mismo período. Como vemos, GEC tenía una visión clara: quería ser el líder en el mercado de medios escritos. Para ello innovó y creó nuevos productos acordes a lo que el lector solicitaba. Mientras GEC innovaba, su competencia permanecía estancada. GLR no innovó, no se actualizó a las demandas que el público solicitaba y se confió. Simplemente, se mantuvo igual con el 29% que ostentaba de circulación. El lector castigó esta falta de evolución e innovación y eligió otros productos que respondían mejor sus preferencias. Es así como GLR redujo su participación en cerca de 12% en menos de diez años. Hoy en día GEC posee el 49% de participación de circulación en el Perú gracias al éxito que tuvieron los lanzamientos de “Trome”, “Perú21 y “Depor”.  GEC es un claro ejemplo de éxito empresarial y de cómo la diversificación y potenciación de sus productos durante diez años pueden convertir al tercer jugador de un sector en su líder absoluto.   GEC 2010a2013

Regresar

   

Los inexactos argumentos del diario La República

Luego de hacerse pública la asociación entre EPENSA y Grupo El Comercio (GEC), el diario La República inició una campaña mediática alertando que la asociación entre EPENSA y GEC atentaba contra la libertad de expresión y contravenía las leyes peruanas. El primer mensaje que lanzó fue que GEC controlaba el 80% del mercado de prensa. Pero este dato es inexacto: en el Perú existen 61 diarios, de los cuales GEC tiene participación en 6, es decir, el 10%. La segunda idea que lanzó el diario La República fue que la Constitución prohíbe la concentración de medios. En ese momento surgió la expresión “concentración de medios” relacionada a la asociación GEC-EPENSA, y enseguida fue utilizada profusamente por influyentes del entorno del Grupo La República. Pero el hecho objetivo es que la palabra ”concentración” no aparece en la Constitución. Sí aparece en la misma el concepto de “acaparamiento”, pero requiere un desarrollo legislativo, como ya existe para TV y radio, tal y como propuso el Tribunal Constitucional hace cuatro años. Luego lanzaron la idea de que el único monopolio expresamente prohibido por la Constitución es el de medios de comunicación. Efectivamente, la Constitución dice eso. Pero, ¿constituye la asociación GEC – EPENSA un monopolio? Los diarios de GEC apenas representan el 10% del mercado nacional. Las empresas editoriales del GEC y de EPENSA son rigurosamente independientes en cuanto a línea editorial y propiedad: el actual Grupo EPENSA S.A.C. es propiedad al 100% de la familia Agois Banchero y dueña de los contenidos editoriales de Correo, Ojo, Ajá y El Bocón. Además, no hay barreras de acceso para que ingrese cualquier otro competidor. Por las razones anteriores, llamar monopolio a la asociación GEC – EPENSA es una afirmación falsa. Posteriormente, todo lo anterior llegó a la Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). En este evento, se dijo que la libertad de expresión en el Perú estaba amenazada por la reciente asociación de GEC y EPENSA, y en el Informe Anual de la SIP se incluyó una mención de preocupación por una posible amenaza a la libertad de expresión en el Perú. Este informe fue utilizado más tarde para decir que la SIP veía con malos ojos la asociación entre GEC y EPENSA y que la misma es una amenaza para la libertad de expresión en el Perú, aunque el informe de la SIP no dice eso. Llegados a este punto, Gustavo Mohme Seminario interpuso junto a Augusto Álvarez Rodrich, Mirko Lauer, Rosa María Palacios, Enrique Zileri, Luz Helguero, Fernando Valencia y Mario Saavedra-Pinón una demanda de amparo contra la asociación entre GEC y EPENSA.

Regresar

  La demanda de amparo En noviembre, un grupo de ocho periodistas y Gustavo Mohme Seminario presentaron una demanda de amparo contra la asociación de El Grupo El Comercio (GEC) y EPENSA. La demanda de amparo dice que esta asociación entre GEC y EPENSA comporta una amenaza de violación al artículo 61 de la Constitución, el cual prohíbe el acaparamiento en los medios de comunicación. Además, vulnera el derecho de la pluralidad informativa y la libertad de expresión. En el Perú todo ciudadano tiene derecho a acudir a las instancias judiciales para dirimir un problema. Sin embargo, esta demanda de amparo esconde un interés comercial de Gustavo Mohme Seminario, ya que pretende deshacer la asociación empresarial GEC-EPENSA después de que el Grupo La República (GLR) intentase, sin éxito, tomar el control de EPENSA. El fondo de la demanda de amparo se base en varias inexactitudes difundidas por Gustavo Mohme Seminario en el diario La República, como que la asociación GEC – EPENSA significa un acaparamiento de diarios prohibido por la Constitución. La demanda es presentada el 18 de noviembre de 2013 ante el Cuarto Juzgado Constitucional de Lima, que en esos momentos se encontraba a cargo de la jueza Lizy Béjar Monge. La jueza Béjar se encontraba reemplazando al juez Juan Macedo Cuenca. El 2 de enero de 2014 la jueza Béjar, quien ya no era juez del Cuarto Juzgado Constitucional de Lima desde el 27 de diciembre de 2013, expide resolución admitiendo la demanda a trámite. La jueza incurrió en varias irregularidades al momento de firmar esta resolución. Primeramente, ningún auxiliar rubricó la resolución. Y en segundo lugar, la jueza manipuló las fechas de admisión a trámite, ya que peritos tecnológicos del Organismo de Control de la Magistratura (OCMA) certificaron que la resolución había sido elaborada y cargada en el sistema del Poder Judicial el 2 de enero, cuando en su resolución figuraba la fecha del 27 de diciembre, último día en funciones de la jueza en dicho juzgado. Antes tales hechos, GEC denunció a la juez Béjar por las irregularidades de su resolución ante la OCMA. A pesar de la denuncia y de las pruebas contundentes de las irregularidades al momento de emitir la resolución, la OCMA resolvió como improcedente la queja formulada por GEC contra la jueza.

Regresar

Interviene el Presidente de la República Constitucional del Perú

El domingo 29 de diciembre, dos días antes de Año Nuevo y tras hacerse públicas informaciones sobre Oscar López Meneses, el Presidente Humala decide dar una entrevista en cadena nacional. En dicha entrevista presentó el balance anual de su gestión, informó sobre los propósitos para el siguiente año, y trató el tema de la corrupción que había denunciado en su gobierno. En un momento de la entrevista fue preguntado acerca de “concentración de medios” en el Perú. Y el Presidente expresó su opinión sobre un asunto que está judicializado, criticando la asociación entre GEC y EPENSA. Aunque matizó sobre la misma: “Ahorita no es ilegal”. Una vez comenzado 2014, el Presidente se volvió a pronunciar sobre la asociación entre GEC y EPENSA al salir de la inauguración del Año Judicial el 2 de enero de 2014, el mismo día que la jueza Béjar admitía a trámite la demanda de amparo de forma irregular. En esta ocasión Ollanta Humala dijo: “¿Quién amenaza realmente a la libertad de expresión?”, “Me parece que hay que recordar lo que han dicho las ONG como IPYS, que señalan que este tema debe ir al Congreso de la República. Debe ser un espacio deliberativo donde está la representación directa del pueblo peruano. Pienso, saludo y estoy de acuerdo con IPYS en que debe ser un tema que debe ser debatido en el Congreso”. La realidad es que IPYS no mencionó en su comunicado que este tema deba ser debatido en el Congreso, pero sí que “el gobierno debe mantenerse al margen de la controversia suscitada por la compra de EPENSA por parte de El Comercio”. Las declaraciones del Presidente tienen como consecuencia que el congresista Dammert (exaliado del partido de gobierno) exprese su deseo de plantear un proyecto de ley para regular los medios de prensa escrita y evitar la concentración de medios.

Regresar