Atentado contra la libertad de expresión en México

En la ciudad de Huachinango, México, se reprimió contra la libertad de expresión tras la muerte del periodista Aurelio Cabrera Campos, director del periódico El Gráfico de Xicotepec. Este acto condenado desde cualquier perspectiva  por la muerte de un civil, y que así mismo, atenta contra el derecho de ejercer libertad de prensa.

La muerte de Aurelio Cabrera no ha sido  el único asesinato  a periodistas ocurridos  en el mes de septiembre  en México, pues dos días antes el  locutor de la radio comunitaria Tu Un ÑuuSavi de Oxaca también fue víctima de un brutal crimen, permitiendo sumar un total de 97 periodistas muertos desde el año 2000 en México.

Periodistas de la sierra norte pidieron esclarecimiento de los hechos, pues ellos también pueden ser víctimas a futuros ataques. A través de plataformas digitales como internet comunicaron su repudio contra este tipo de actos.Así mismo, compañeros del periodista fallecido lo calificaron como alguien genereso y empático. “Si necesitabas algún dato para completar tu nota informativa, él te apoyaba. Casi siempre estaba dispuesto a contribuir contigo, no importaba que no fueras de su medio de comunicación”, dijeron.

Desde el punto de vista democrático son  intolerables los  actos que socaven los principios de libertad y prensa en la sociedad, así mismo, el asesinato contra una persona que ejerce funciones periodísticas es un acto despreciable en su máxima expresión que atenta contra el respeto de la libertad  ideológica, cultural  y social, pues lo despoja al hombre  de su propia autonomía, por el sometimiento involuntario.