Informe especial de libertad de prensa en Centroamérica

Honduras y Guatemala han experimentado un alarmante aumento en las cifras de asesinatos de periodistas y ataques contra la prensa.

Honduras y Guatemala han experimentado un alarmante aumento en las cifras de asesinatos de periodistas y ataques contra la prensa.

El Comité para la protección de los periodistas (CPJ) ha preparado un informe especial de libertad de prensa titulado ¿Quién está matando a los periodistas de Centroamérica? que fue presentado ayer 24 de setiembre en Tequcigalpa por Carlos Lauria, Coordinador Senior del programa de las Américas del CPJ.

El informe realiza un análisis de la situación de la libertad de prensa en Honduras y Guatemala a razón de la impunidad en los asesinatos de periodistas y el papel de cada gobierno para intentar controlar a los medios y sus periodistas.

 “En un contexto de violencia e inestabilidad en Centroamérica provocado por el crimen organizado y la corrupción, Honduras y Guatemala han experimentado un alarmante aumento en las cifras de asesinatos de periodistas y ataques contra la prensa”, inicia el informe del CPJ.

Al igual que en otros países de la región existe la preocupación por el vacío informativo  que está generando la “desaparición de espacios para la crítica y la denuncia bajo gobiernos que ellos califican de intolerantes a las opiniones divergentes”.

Otro tema que ha ido en detrimento de la libertad de prensa es la autocensura impuesta por los propios medios para hablar de narcotráfico y crimen organizado, esto debido a la falta de seguridad y atentados sufridos a los medios de comunicación y sus colaboradores.

“Si bien el crimen organizado puede constituir la amenaza más seria, los periodistas de ambos países afirman que cubrir cualquier tema sensible es riesgoso. Dina Meza, activista de derechos humanos hondureña que ha informado sobre cuestiones como el conflicto por la tenencia de la tierra en la región del Bajo Aguán (…), ha denunciado haber recibido amenazas anónimas y haber sido seguida en la calle por muchos años, pero sostiene que las autoridades han ignorado sus pedidos para que se le otorgue seguridad y se realice una investigación”.

Finalmente, dentro de las recomendaciones que presenta el informe de la CPJ se encuentran la despenalización de la difamación, la abstención de demandas judiciales contra periodistas y medios críticos, condenar los actos de violencia contra los periodistas, investigar sus crímenes, crear mecanismos de protección a los hombres de prensa amenazados, entre otros.

Fuente: CPJ