Periodistas egipcios luchan por la libertad de expresión

Aproximadamente 450 periodistas egipcios firmaron una carta en la que rechazan los intentos de los jefes de redacción de los principales diarios nacionales de marcar una línea editorial común en aras de la lucha antiterrorista.

Aproximadamente 450 periodistas egipcios firmaron una carta en la que rechazan los intentos de los jefes de redacción de los principales diarios nacionales de marcar una línea editorial común en aras de la lucha antiterrorista.

A través de un comunicado, los jefes de redacción de los principales rotativos egipcios abogaron por coordinar sus líneas editoriales en favor del ejército y por suspender la emisión de noticias que apoyen el terrorismo o perjudiquen a las instituciones del Estado.

Al respecto, Jaled al Balshi, miembro del Sindicato Egipcio de Periodistas, explicó que alrededor 43 redactores elaboraron una carta en la que exhortan a todos sus colegas a pronunciarse en contra de este pedido al que calificó como un intento de controlar a la prensa.

El también redactor jefe del diario digital Al Bedaya, explicó que hasta el momento cuentan con el apoyo de 454 trabajadores de distintos medios de comunicación y que la misiva ya fue difundida en Internet donde sigue recabando firmas.

El texto de los jefes de redacción es un regreso a las épocas de la tiranía, la represión y la hegemonía de una sola idea. Además, representa una renuncia a la libertad de prensa y, sobre todo, una victoria del terrorismo mediante el anuncio de la renuncia voluntaria a la libertad de opinión y de expresión", señala la carta.

En opinión de los firmantes, la lucha contra el terrorismo es un deber y un honor y no tiene ninguna relación con la nacionalización de los periódicos ni con la renuncia voluntaria a la libertad de opinión.

Asimismo, indicaron que el comunicado de los editores jefes no representa a todos los periodistas pero sí resulta una traición al derecho del lector a saber y al derecho de la nación a una prensa libre.

En tal sentido, la misiva concluye que la prensa continuará su lucha contra el terrorismo y que no aceptará que se le imponga una tutela ni que se dude de su nacionalismo.

Fuente: Lainformación.com